Un sobre de Stevia por favor, la vida ya es bastante amarga

Una vez estaba en prácticas de Fisiología Molecular Humana en las cuales estábamos estudiando la diabetes y teníamos que hacer la prueba de carga de glucosa y medirnos el azúcar en sangre. Cuál fue mi sorpresa cuando me encontré con que después de haberme tomado la carga de glucosa, mi glucosa en sangre después de 1 hora no bajaba de los niveles máximos, si no que subía. El profesor me dijo que eso significaba que era intolerante a la glucosa o dicho coloquialmente tenía pre-diabetes, es decir, todavía no tenía la enfermedad pero si era posible que en un futuro me apareciera una diabetes. Lo primero que pensé fue: Mierda, no voy a poder volver a tomar más azúcar en mi vida ¡con lo que a mí me gustan los dulces! Por lo que empecé a buscar otras opciones para poder endulzar las cosas ya que estaba demasiado acostumbrada al azúcar en mi vida, y encontré la Stevia.

Stevia, ¿Qué es?

Stevia, es un “Edulcorante Natural” alternativo a la sacarosa y a los “Endulzantes Artificiales”. La Stevia es una planta subtropical (un pequeño arbusto perenne) de la familia de las asteráceas que se cultiva actualmente en todo el mundo, pero principalmente en China, Paraguay, Colombia, India, Kenya y Brasil.leafCloseUp

Las hojas de la Stevia contienen varios compuestos glicósidos que son los que otorgan el sabor dulce. El género Stevia incluye más de 200 especies, sin embargo, sólo dos de ellas contienen glicósidos de esteviol, siendo la Stevia rebaudiana Bertoni la variedad que contiene los compuestos más dulces.

Los glicósidos son moléculas compuestas por un glúcido generalmente monosacárido (en este caso la glucosa) y un compuesto no glucídico (esteviol).steviol_quimica_apenas_me_llama_naturalmente_dul_invitacion-r9800ef5a054949ca8ce878651a3f17cc_imtqg_8byvr_324

Los principales glucósidos de esteviol que contiene la planta son una mezcla de 8 glicósidos diterpénicos, entre los que  predomina: el esteviósido y el rebaudiósido A que son los mayoritarios. Los otros glicósidos (rebaudiosido B, dulcósido A, esteviol e isoesteviol) están presentes en cantidades no detectables.

El rebaudiósido A, que conforma sólo el 2-4% de la planta, es decir, una fracción muy pequeña de la misma, es un glicósido denominado aditivo E-960, que es el que se comercializa normalmente mezclado con otros ingredientes, bajo el nombre de Stevia. El rebaudósido A está formado por tres moléculas de glucosa unidas a una molécula de steviol.

El rebaudiósido A tiene la característica principal de poseer un sabor entre 250 y 400 veces más dulce que el azúcar común (Sacarosa).

glucósido-de-esteviol

Propiedades:

Los glicósidos constituyentes de la Stevia tienden a producir un sabor dulce menos instantáneo e inmediato que la sacarosa pero su sabor se prolonga por un largo periodo. Además de poseer un sabor más pronunciado, tiene un mejor perfil de palatabilidad.

  • Los glicósidos de la Stevia representan una buena opción de endulzar para los diabéticos y a los intolerantes a la glucosa ya que aporta dulzor sin calorías, además, a pesar de contener glucosa en su estructura no eleva el índice glucémico en sangre, por lo que la insulina es innecesaria para metabolizar este edulcorante.
  • No aporta calorías: El jugo gástrico y las enzimas digestivas no pueden degradar el rebaudiósido A; sin embargo, las bacterias de la flora intestinal sí son capaces de romper este glucósido en unidades de glucosa y steviol. Las bacterias del colon utilizan la glucosa liberada, por lo que ésta no pasa a la sangre, así que ni aporta calorías ni eleva el índice glucémico.
  • La resistencia al calor: Su estructura no se modifica por su exposición a altas temperaturas y por lo tanto no pierde su poder edulcorante. Es apto para alimentos calientes u horneados. Esta estabilidad a altas temperaturas podría darle una ventaja potencial sobre los edulcorantes artificiales como la sacarina, cuando se trata de cocinar.stevia comercial
  • La resistencia al pH: Es estable en un rango amplio de pH, de 3 a 9, aún a 100 °C. Por encima de pH 9 se produce una rápida pérdida del dulzor, no obstante pocos alimentos muestran valores de pH > 9

Historia:

Investigando sobre el tema, vi que el tema de la Stevia parecía algo nuevo, pero no lo es. Solo hace falta echar un vistazo a la historia:

Durante siglos, los pueblos indígenas guaraníes de Paraguay usaron las hojas de la Stevia como edulcorante natural para el mate y otras infusiones. En el actual idioma guaraní se conoce como ka’a: hierba y hé’ë: dulce. De ahí que sea conocida como “la hierba dulce del Paraguay”.

El naturalista suizo Moisés Bertoni, la descubrió en 1887 ya que fue el primero en describir la especie que crecía en el Alto Paraná. Posteriormente el químico paraguayo Ovidio Rebaudi publicó en 1900 el primer análisis químico que se había hecho de ella. La especie fue bautizada oficialmente como Bertoni en su honor como Eupatorium rebaudiana Bertoni o Stevia rebaudiana. Ovidio Rebaudi consiguió aislar los dos principios activos conocidos actualmente como el “Esteviósido” y el “Rebaudiósido”.

A principios de la década de 1970, edulcorantes como el ciclamato y la sacarina fueron sospechosos de ser cancerígenos. En consecuencia, Japón comenzó a cultivar la Stevia como una alternativa. Las hojas de la planta, así como el extracto acuoso de las hojas y esteviósidos purificados, fueron desarrollados como edulcorantes. Los japoneses han estado usando Stevia en alimentos y bebidas carbonatadas, como Coca Cola, y para consumo en la mesa. Japón consume actualmente más Stevia que cualquier otro país, donde Stevia representa el 40% del mercado de los edulcorantes.

El auge de la Stevia:

Durante mucho tiempo los edulcorantes artificiales como el aspartamo (usado en conocidas gaseosas) han sido objeto de controversia. El aspartamo se ha vinculado con el cáncer, y a pesar de que nunca ha habido una prueba sustancial, la gente se mantiene alerta de la palabra “artificial” cuando de comida se trata, cosa que puede haber favorecido el auge de la Stevia.

673x6731373312665_cocalife

Las compañías han sido rápidas para capitalizar el producto. Coca-Cola se atrevió a alterar la receta para Sprite en el Reino Unido, y lanzó una nueva versión inspirada en Stevia. Incluso el gigante azucarero Tate & Lyle ha respondido con un híbrido entre azúcar y Stevia.

Sobre todo en esta época en la que si se puede etiquetar tu producto de “libre de” algo, o “100% natural” tienes una gran ventaja en el mercado, porque la gente se deja influenciar por las noticias que alimentan la paranoia sobre la comida.

Pero, a pesar de que a la Stevia se le considera un edulcorante “natural”, lo cierto es que es procesada en el proceso de extracción y en el momento en que llega a nuestra comida o bebida.

La extracción de la stevia de la planta tiene un proceso similar a la del azúcar. “El proceso de extracción consiste en remojar las hojas secas, como si fuera té, y luego separar o purificar los mejores compuestos de sabor dulce, que se conocen como glucósidos de esteviol”. Los glucósidos de esteviol permanecen intactos y químicamente sin cambios a través de todo el proceso.

stevia-vertical-integration

Hasta aquí todo genial, parece que la Stevia es la Panacea, tiene infinidad de propiedades y no se le ve a primeras ninguna desventaja pero… ¿Es tan buena la Stevia? Mi curiosidad innata me hace buscar más y más sobre la Stevia hasta que me encuentro con esto:

Desventajas:

  1. La Asociación de Nutricionistas Británicos y la de Diabetes de Reino Unido no hace distinción entre sus consejos para los edulcorantes artificiales y la Stevia. Es decir, la ponen al mismo nivel.
  2. No hay evidencia que sugiera que los edulcorantes bajos en calorías, como la sacarina, el aspartamo y la sucralosa, sean dañinos, aunque se recomienda usar Stevia sólo como edulcorante.
  3. La evidencia que habla sobre los beneficios para la salud son insuficientes como aval ya que hay escasez de datos.
  4. No sabemos los efectos a largo plazo de los edulcorantes como Stevia, como por ejemplo, si estos compuestos pueden afectar a las hormonas que alteran la función cerebral.
  5. No sabemos cómo responde el cuerpo al ser preparado para un azúcar que nunca recibe. “Puede ser que engañe al cerebro haciéndole creer que necesita liberar más insulina”, lo que, podría negar cualquier supuesto beneficio para bajar de peso.
  6. El precio es también una de las desventajas, lo que explica por qué los productos híbridos son por el momento tan populares.

¿Conspiración?

Buscando información sobre el tema, me encontré con que había gran cantidad de páginas web que hablaban de los efectos milagrosos de la Stevia, se comentaban teorías conspiranoicas sobre que las farmacéuticas no permitían ni facilitaban el estudio o investigaciones de los efectos medicinales de la Stevia sobre los niveles de glucemia, solo dejaban saber los efectos a nivel edulcorante.

Diabetic patient doing glucose level blood test

Según he podido leer, estas páginas alegan que a las farmacéuticas no les interesa que se encuentre una posible cura en la Stevia para los diabéticos ya que les interesa tenerlos como  “clientes adictos” de los tratamientos de la diabetes, tratamientos que se prolongan durante toda la vida y que el descubrimiento de un fármaco definitivo haría hacerles perder miles de millones (Eso sí que no me extrañaría)

En cuanto a este tema, voy a dar la opinión más objetiva posible. Es cierto que hay mucha información a nivel de edulcorante pero poca información no concluyente a nivel medicinal.

He buscado mucho sobre las propiedades de la Stevia para los diabéticos en algunos estudios que se han realizado, los cuales algunas afirman que regula el nivel de glucosa en sangre y aumenta la producción de insulina en las células beta del páncreas, pero no he encontrado todavía un estudio concluyente y cuya metodología sea fiable.  Así que, de momento puedo afirmar con toda seguridad que la Stevia NO cura la diabetes, tal y como se publicita en algunas páginas, si no que, simplemente es apto para diabéticos porque no causa ningún perjuicio para ellos.

Insinuar que este edulcorante cura la diabetes (como he visto en algunas páginas de asociaciones catalanas en “pro” de poder utilizar las plantas de Stevia de forma legal en España para uso personal)  es muy peligroso y hay que tener mucho cuidado con creerse todo lo que aparece en internet y que tiene lenguaje científico. Hay que pensar en las personas que pueden padecer diabetes y que, quizá abandonen total o parcialmente sus tratamientos para consumir en su lugar este edulcorante, mal aconsejados, poniendo en riesgo su salud y su vida. Quienes aconsejan estas prácticas, por ignorancia o por mala fe, están incurriendo en un ataque contra la salud pública.

Lo mejor sería mantener un buen tratamiento de la diabetes, unido a una dieta sana y libre de azúcares y si se quiere tomar algo dulce de vez en cuando, endulzarlo con Stevia.

Por otro lado, en la Unión Europea no está autorizado el consumo de la planta Stevia sin purificar o de sus hojas. Así que a pesar de que creamos estar comprando una planta, porque eso es lo que sugiere su publicidad, en realidad estamos comprando únicamente un compuesto de la misma, el rebaudiósido A, al que llamamos aditivo E-960. No se ha autorizado el consumo de la planta de Stevia por varias razones:

  • Primero se debe a que la planta presenta otros compuestos de acción farmacológica, es decir, que tienen que ser tratados como fármacos, no como alimentos, y por tanto, de llegar a comercializarse en Europa, deberían ser prescritos exclusivamente por médicos. Se ha demostrado que la planta de Stevia presenta actividad hipotensora, es decir, rebaja la tensión arterial, con lo que estaría contraindicado para personas con ciertas patologías.
  • Por otro lado esta planta no se había utilizado jamás como alimento en la Unión Europea, así que tiene que ser tratada como nuevo alimento, pasando los mismos controles sanitarios que pasan los productos transgénicos antes de llegar al mercado. Es un proceso muy lento y costoso cuyo fin es probar la inocuidad del producto. Actualmente la venta de la planta para uso alimentario está prohibida, con lo que su comercialización en la Unión Europea es un acto delictivo.

El hecho de que en Europa no esté autorizado el consumo de la planta de Stevia sin purificar no es por impedimento directo de las farmacéuticas, si no, por la lentitud en los proceso de regulación del alimento (que esta lentitud sea o no consecuencia de la presión de las farmacéuticas, eso ya no lo puedo afirmar)

efsa_11fda-logo

Del mismo modo, que se haya demostrado que este edulcorante no sea cancerígeno, tampoco implica que lo cure o lo prevenga, sólo que se ha probado que no hay relación causa-efecto entre su consumo y la incidencia de cáncer. Tras diversas pruebas toxicológicas, se demostró que los glucósidos de steviol no son genotóxicos ni carcinogénicos, ni están vinculados al sistema reproductivo humano o afectan al desarrollo del niño. Siendo aprobado para su uso en alimentos y bebidas según la Comisión Técnica de Aditivos Alimentarios y Fuentes de Nutrientes de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés), estableciendo una ingesta diaria admisible de glicósidos de esteviol a 4 mg/kg de peso corporal.

 Conclusiones:

El edulcorante denominado comercialmente Stevia, químicamente rebaudiósido A, o E-960, es un edulcorante más, igual de seguro que los demás, y que además goza de un respaldo publicitario poco habitual entre los edulcorantes: la estrategia de “lo natural

No podemos asegurar que sea más sano que los demás edulcorantes, ni atribuirle propiedades curativas, sólo podemos afirmar que es inocuo siempre y cuando se consuma por debajo de los 4 mg/kg de masa corporal.

1223

Todd (Jesse Plemons) and Lydia (Laura Fraser) – Breaking Bad _ Season 5, Episode 16 – Photo Credit: Ursula Coyote/AMC

Al no tener ningún efecto adverso, ya que me gusta bastante experimentar las cosas y probarlas yo misma, lo probaré como sustituto del azúcar para mi problema, total… lo que no mata, engorda.

Santa Mª Toledo Guardiola

 

Fuentes:

Bradle JE, Starratt AN, Gijen M. Stevia rebaudiana: Its agricultural, biological, ans chemical properties. Can J Plant Sci. 1998; 7 8:527-36

Brahmachari G, Mandal LC, Roy R, Mondal S, Brahmachari AK. Stevioside and related compounds – molecules of pharmaceutical promise: a critical overview. Arch Pharm (Weinheim). 2011; 344(1): 5-19

Barriocanal LA, Palacios M, Benitez G, Benitez S, Jimenez JT, Jimenez N, et al. Apparent Lack of pharmacological effect of esteviol glycosides used as sweeteners in humans. A pilot study of repeated exposures in some normotensive and hypotensive individual and in type 1 and in type 2 diabetics. Regul Toxicol Pharmacol. 2008; 51(1): 37-41

Dra. Viviana Loria Kohen, 2012. La Stevia y su papel en la salud.

Stig E.U. Dyrskog, Per B. Jeppesen, Jianguo Chen, Lars P. Christensen and Kjeld Hermansen. The Diterpene Glycoside, Rebaudioside A, Does not Improve Glycemic Control or Affect Blood Pressure After Eight Weeks Treatment in the Goto-Kakizaki Rat. Rev Diabet Stud. 2005 Summer; 2(2): 84–91.

 

Se han colado unas patatas en mi bolsa de aire.

No sé a vosotros, pero a mí estudiar me genera ansiedad, y qué mejor forma de combatirla que con una buena ración de calorías en forma de bolsa de patatas fritas. Después de muchos exámenes y kilos engordados, una ya no se sorprende al abrir la bolsa y ver que la mitad PATATAS1es aire y las patatas ocupan una parte insignificante de la misma, pero esa tarde sí se me pasó una pregunta por la cabeza ¿para qué tanto aire en las bolsas de patatas? Sigue leyendo